Muchas veces me preguntan, cómo logras viajar tan lejos?  tienes tanto dinero para viajar? y mi respuesta es “organización” ya que no he ganado la lotería, sólo recibo un sueldo mensual por mi trabajo en una oficina. Así que aquí va la forma como he aprendido lograr visitar mis destinos soñados sin endeudarme y sin stressarme en el intento, que me ha funcionado.

Desde niña he valorado la experiencia de viajar, ya que me ha permitido conocer nuevos lugares, realidades distintas, aprender más de historia (que me encanta!!), apreciar la belleza de la naturaleza o simplemente salir de mi entorno; eso puede significar ir a un lugar que no conocía de mi ciudad a tan sólo minutos o lugares con 24 horas de vuelo de distancia, así que la experiencia de viajar puede alcanzar para variados presupuestos.

Mi punto clave es “organizar el viaje” distribuyendo los gastos para poder pagarlo sin problemas, aquí van los pasos que sigo para un viaje largo:

Paso 1: Definir mi destino con anticipación, prefiero un viaje largo y distante que varios pequeños en el año, lo cual es cuestión de gustos. Investigo el destino, cuántos días necesito, que lugares visitar o actividades por hacer, revisando costos tentativos. La anticipación suele ser apenas menos de 1 año.

Paso 2: Comprar el ticket aéreo, usualmente las líneas aéreas tienen disponible los tickets con 11 meses de anticipación. Si es muy costoso el ticket intento realizar la compra para pagarlo en el momento en el que recibo más sueldo, en Perú es en julio y diciembre “gratificaciones”. Comprar con anticipación permite encontrar precios más bajos.

Paso 3: Definir la ruta interna, si es un viaje largo con varios destinos internos que implican más vuelos, los compro después de haber pagado todo el ticket más caro, si no quiero complicarme con los pagos compro 1 ticket interno por mes.

Paso 4: Reservar hoteles, con anticipación encontrarás mas opciones de hoteles a buen precio. Busco hoteles con acceso fácil y económico de transporte a las atracciones, investigo las opiniones de los viajeros en páginas como tripadvisor o Booking.  Reservo hoteles sin pagos por adelantado, prefiero destinar el pago del hotel al finalizar el hospedaje, adicional pago con tarjeta de crédito para extender el tiempo aún más.

Paso 5:  Comprar tours y reservar atracciones: Ya definidas las fechas de las ciudades o pueblos que visitaré, con todos los tickets comprados ya puedo comprar tours internos o pagar por visitas que se pueden hacer online, si bien viajo sin tours armados, dependiendo del lugar, complejidad de acceso o seguridad del lugar contrato algunos tours de 1 día.  Adicional hay atracciones que si es necesario reservar (pagar) con anticipación para evitar colas o que tienen precio especial vía online a diferencia si lo compras presencialmente.

Paso 6: Ahorrar para la bolsa de viaje: Comida, transporte, visitas que no se han pagado previamente y compras que puedan presentarse. Aún más importante este punto para los pagos en efectivo que se tengan que hacer. Si no se utiliza todo el efectivo durante el viaje es conveniente guardar dinero para pagar la tarjeta de crédito luego.

Paso 7: Ya finalizado el viaje, sólo quedaría pagar hoteles y actividades que pagaste con tarjeta de crédito.

Así después de un mes de finalizado el viaje, ya estoy lista para el siguiente!!

Para lograr estos puntos es necesario poder ahorrar para tener cómo pagar cada paso, contribuyo con este objetivo:

  • Gastando menos en ropa, salidas, etc., siempre menciono “no dejar de vivir” pero midiendo los gastos porque tengo en la mira algo más importante para mí.
  • Pagando todo lo posible con tarjeta de crédito que me de millas aéreas, lo cual me ha permitido viajar a muchos lugares sólo pagando tasas de impuestos.
  • Viajando sin tours organizados, que suelen ser mucho más costosos.  Viajar por tu cuenta te permite visitar sólo lo que te interesa y a tu ritmo. Esta opción depende de gustos porque si puede ser más confortable.

Algo que he visto en algunos amigos es buscar otras formas de ingreso para poder viajar.

 Espero poder animarlos a visitar tal vez el lugar soñado y tan lejano que parecía imposible.