Como decía el gran nobel colombiano Gabriel García Marquéz…  “Viajar es marcharse de casa, es vestirse de loco, diciendo todo y nada con una postal”… Pues no lo cuento con una postal sino con este mini vídeo de como el río Amazonas me conquistó y como Perú me sigue sorprendiendo gratamente.

 

Todo comenzó con una oferta de #Latam… que por sólo 7,000 millas y 14 dólares,  nos embarcó en un viaje desde Lima hacia Iquitos.  Desde la ciudad, nos contactamos con Cristobal Hitler de la agencia Selvaventura, todo un profesional en su arte… ¡¡¡Por sólo 100 soles diarios (US$30), estábamos a punto de vivir una gran aventura!!!.  Llegamos de noche y nos hospedamos en un modesto hostel (22 soles por persona), con lo básico, pero necesario para comenzar al día siguiente.

¡Te recomiendo visitar un mercado para comer bueno, bonito y barato!

Y si… en el mercado central desayunamos 3 personas por 10 soles (Un poco menos de 3 US) jugo de frutas surtidas, pan con palta (o aguacate) y tamalito… plato típico peruano.

Seguro vas a subirte a un mototaxi.

Con una población de 500,000 habitantes, Iquitos tiene cerca de 200,000 mototaxis… Es seguro que te vas a topar con uno de ellos para movilizarte… Eso si, mucho cuidado que no te vean la cara de extranjero, como a nosotras, jajaja, y antes de subirte a uno, consulta por el precio … Seguramente te ahorrarás unos buenos soles.

¿Qué debes alistar para el viaje?

Antes de comenzar la travesía, asegúrate de tener una linterna, agua, impermeable, bloqueador solar y, lo más importante, dos frascos de repelente por persona (En Iquitos se pueden conseguir por 20 soles el frasco de 50 ml)… En este caso, es mejor que sobre y no que falte…

3..2..1.. La selva llama…

Todo inicia en el puerto… Después de 45 minutos en lancha rápida llegamos al puerto Varadero Mazán.  Esta es la última oportunidad para poder comprar agua potable, claro está, un poco más costosa que en Iquitos, pero te puede salvar de pasar un mal rato.  Después de hora y media más de camino, pero esta vez en un bote -un poco más lento- que nos sirvió para acercarnos a nuestro destino final, no sin antes hacer un último transbordo en una chalupa (o bote de madera indígena) por 5 minutos aproximadamente.

¡Hospedaje sin luz ni Wifi, pero sí con mucha conexión espiritual!

 

Nuestra casa, por tres días, fue este modesto lodge…, la comida era simplemente deliciosa, habían hamacas para relajarse, camas básicas con mosquiteros, baños rústicos y la mascota de la casa (Una linda Guacamaya llamada Alfredo).

Además de conectarnos con nosotras mismas, navegamos y nadamos por el Río Amazonas. El caudal, aunque no parezca, es bastante fuerte.  Si no sabes nadar, es mejor no arriesgarse.

¿Qué puedes hacer en la selva?

Al navegar horas por el río, el paisaje se transforma constantemente, haciendo que cada vista sea única (es alucinante).  Además de la vista, las actividades principales del tour consisten en:

Explorar la selva viendo árboles majestuosos

Pescar pirañas (Con mucha paciencia)

Abrazar osos perezosos, anacondas y tarantulas

Jugar con infinidad de monos en la Isla de los monos

Y finalmente….

¡Nos atrevimos a tomar Ayahuasca!

Me parece increíble que sea un tema tabú en la sociedad… Es una tradición indígena, de mucha conexión espiritual.  Estaba un poco prevenida respecto al tema y la verdad es que no tuvo mayor efecto, pero la paz que se siente posteriormente es algo que no puedo describir. Es una experiencia que depende de cada persona. Lo que si puedo recomendar es no tener expectativas de los efectos, tratar de meditar, cerrar los ojos y relajarse.

Les recomiendo visitar Iquitos, fue un destino increíble e inolvidable para una Colombiana que visitaelmundo =)

DATOS A TENER EN CUENTA:

Nombre y facebook de la agencia: Selvaventura jungle Trip (Guía Cristobal Hitler)

Nombre de contacto: Cristobal Hitler

Whatsapp: +51993613112

Incluye: Transporte desde el aeropuerto, alojamiento en la selva, alimentación, actividades del tour, guía, agua para beber, botas de goma y transporte en barco.

No incluye: Servicio de bar, gaseosas, cervezas, cigarrillos y ceremonia de Ayahuasca.