Recorrer una ciudad sin tours implica una preparación en búsqueda y selección de los lugares a visitar, reservar hoteles, averiguar cómo movilizarse, calcular distancias, etc.  pero se complica cuando el idioma y alfabeto es totalmente distinto, más cuando no todo tiene traducción a inglés y peor cuando es complicado comunicarte con fluidez con sus habitantes, eso sucede en Japón.

Asumimos el reto de recorrerlo por 7 días sin tours ¡si se puede!, aquí nuestros consejos para visitarlo y disfrutarlo:

 

1. Comprar tarjeta SIM con internet

Es mi consejo más importante, porque el wi fi gratis es limitado, a pesar que se ofrecen en aeropuertos, estaciones de metro y restaurantes, no en todos se logra tener señal o solicitan número de teléfono japones.

Por sólo US$ 20 tienes un 1GB por una semana, suficiente para navegar en:

  • Ubicarte en mapas, te ahorrará mucho tiempo, ya que no todas las indicaciones tienen traducción a inglés en Tokyo y menos en las demás ciudades, la opción de andar preguntando no es la más efectiva porque sus habitantes no manejan otros idiomas con fluidez y tratar de entender los paneles con indicaciones, que si bien es bastante gráfica, toma tiempo; con googlemaps podrás tener información de cómo y que ruta de metro tomar, o a pie como llegar a tu destino ya que el navegador avanza contigo.

  • Conectarte Whatsapp, estando con partners de viaje permite estar conectada ya que no todo el tiempo están juntos, o te puedes perder entre la cantidad de personas en las calles.

 

Si quieres compartir fotos, transmitir en vivo necesitarás más GB’s, debes tenerlo en cuenta cuando compras la tarjeta, pero hay opciones con mas capacidad. 

Puedes comprarlo en el aeropuerto o en la ciudad en las tiendas “Big Camera”, son grandes por lo que no será difícil ubicarlas.

 

Otra opción interesante es alquilar un pocket wifi, lo bueno es que varios dispositivos se pueden conectar a Internet, pero siempre deberán estar juntos, el precio es un poco más alto que la tarjeta SIM.

 

 2. Paciencia con el inglés-japonés sino ayúdate como puedas

En mi viaje encontré japoneses hablando muy bien inglés, pero no eran muchos, la mayoría lo hablan a nivel básico o no lo hablan, así que para que puedas comunicarte cuando necesites ayuda, recomiendo;

  • Lleva los nombres de las direcciones de hoteles o lo que quieras visitar traducido a japonés,  así sólo basta mostrarles el nombre y te ayudarán a ubicarte.
  • Ayúdate con los dedos: aunque suene gracioso, será útil para confirmar los números que quieras indicar o confirmar, si es que no entiendes, el lenguaje de señas ¡funciona!
  • Lleva un mapa siempre a la mano (sea en físico o en el teléfono) así señalando el lugar que quieres visitar te expresas sin hablar, sólo señales.

 

3. Lleva dinero en efectivo

La aceptación de tarjeta de crédito no es usual, salvo hoteles (no todos), restaurantes grandes y tiendas grandes; en general, las atracciones turísticas, museos, maquinas del metro, cafeterías o tiendas chicas sólo aceptan efectivo.

Recomiendo cambiar dinero apenas llegues al aeropuerto, el tipo de cambio es el mismo del que encontrarás en la ciudad, donde es más complicado ubicar un lugar donde hacerlo porque sólo es en bancos. También puedes retirar dinero con tu tarjeta en cajeros ATM que puedes encontrar en las estaciones de metro y tiendas 7eleven,  averigua si tu banco cobra comisión por cada retiro y o si te afecta por el tipo de cambio menor.

 

4. Compra Japan Rail pass (JR)

Si tu paso por el país implica llegar a diferentes ciudades, será de gran ayuda y ahorro, te permite movilizarte en varias partes de Tokyo en las lineas de metro, entre ciudades utilizando el tren bala y locales, ferrys hasta tour turístico como en Hiroshima. 

Es sólo para extranjeros, lo puedes comprar desde el exterior, llega a tu casa en 48 horas y llegando a Tokyo lo canjeas por una cartilla que es la que finalmente utilizarás, en cada uso lo tendrás que mostrar en casetas como la que mostramos. 

Precio por una semana US$ 250.00, lo puedes comprar aquí.

 

Si bien JR está disponible en varias estaciones de metro, no está en todos, así que cuando necesites tomar otras lineas puedes comprar 1 ticket, el precio dependerá del lugar de destino. Otra opción son los pases de 24 horas que cuestan 6 US$ y finalmente existen las tarjetas SUICA que puedes comprar y recargar, todas estas opciones las puedes comprar en las estaciones de metro.

5. Todo es a la izquierda

La adaptación a las costumbres siempre es necesario en las ciudades que visitas, así que al caminar, subir las escaleras siempre debes alinearte a la izquierda, sino los estarás interrumpiendo en su camino. 

Nota: la foto también muestra una cartera que usa el hombre, no es de su esposa, es de él, que no te sorprenda verás a muchos usándolas.

6. Atrévete a nuevas aventuras culinarias o decídete a buscar y buscar comida occidental

Tengo que admitir que no me gustó la comida, porque los sabores son muy fuertes y el olor a pescado muy particular y fuerte que se puede sentir desde la puerta del restaurante, todo es muy fresco.

La propuesta culinaria de otros países aparte de árabe no es muy común encontrar por lo menos en lugares que visite (Tokyo, Kyoto, Hiroshima, Nara, Miyjima), puede tomarte tiempo la búsqueda.

Anécdota: en Shibuya, el cruce de calles mas concurrido de Tokyo, una turista estadounidense al escucharnos hablar en español, preguntó a mi partner de viaje con un buen español  “¿De dónde eres?” respondiendo “peruana”, en el acto preguntó “entonces debes saber dónde está el restaurante de pollo peruano tan rico que Uds. preparan” (referencia a Pollo a la Brasa) …. un par de segundos después nosotras también queríamos encontrarlo jaja

Si te animas por probar la comida japonesa, será fácil identificar que pedir ya que los restaurantes colocan en sus vitrinas muestras de los platos que ofrecen (son de plástico) pero ayuda mucho al visitante al visualizar lo que puede comer.

7. Aprende algunas palabras en japonés como cortesía

En general en todos los destinos es bueno aprender algunas palabras en el idioma del país que visitas. En el caso de Japón motiva aún más por lo sumamente respetuosos que son, así que saludarlos, despedirte o agradecer en su lengua será una buena muestra de respeto y agradecimiento a su amabilidad, así como te puede abrir puertas:

  • Irasshaimase: lo escucharás al entrar a cada lugar, no es necesario que respondas.
  • Arigatou (la “u” final casi no se pronuncia): es “gracias” para las personas ya conocidas
  • Arigatou gozaimasu (la “u” final casi no se pronuncia): es “gracias” para desconocidos, es lo que más pronuncié en todo el viaje
  • Konnichiwa: “hola”

 

Y claro inclinarte bajando la cabeza como saludo y/o agradecimiento siempre funciona.

 

8. No te asustes con los inodoros 

A la hora de ir al baño, encontrarás fosas (solo hueco) como fue apenas llegué al aeropuerto (Haneda) pero luego buscando mas encontrarás los que conocemos, pero con tecnología adicional, con muchos botones que permite tener  bidet, música, calentador de tasa y demás. Otros abren automáticamente; sin embargo, algunos no corre el agua automáticamente así que tendrás que buscar el botón adecuado. 

El de la foto es el más sencillo que encontré.

9. Mira las señales con cuidado
  • No fotos en templos: Muchos de ellos no permiten hacer fotos en las zonas de culto, así que cuando estés por entrar a un templo revisa los paneles si se permite,  el guardia seguramente lo mencionará o se incluirá escrito en tu ticket de entrada, pero estará en japonés seguramente.
  • Purificarse sin beber el agua: en todos los templos verás un pozo de agua con cucharones grandes, que es para purificarse antes de entrar al templo, primero echas agua a la mano izquierda, sigues con la mano derecha, luego la boca y finalmente el mismo cucharon; en algunos puedes beber el agua, otros solo remojarte el agua en la boca para luego escupirlo y en otros no se puede beber, mira siempre lo que hacen las demás personas.
  • Sacarse los zapatos: En muchos templos, museos y restaurantes deberás sacarte los zapatos, aunque sea verano lleva medias contigo.
  • Taparte la cabeza al probarte ropa: con una bolsa descartable, que te dan en la tienda, es para proteger la ropa del maquillaje y te lo dejan bien explicado en cada vestidor.

La información podrían comunicarte verbalmente pero al no entender japonés las señales gráficas son de ayuda.

 

10. Lleva una bolsa para la basura

No hay tachos, todos guardan la basura que generan en el camino hasta casa (en nuestro caso los hoteles)  pero también encuentras en las estaciones de metro, que están separadas por botellas, papeles, cartones, etc.

 

Con estos tips pude hacer mi recorrido, me sirvieron mucho, estuve 10 días paseando por Tokyo, Kyoto, Hiroshima, Miyajima, Nara así que ¡si se puede!, anímate no tengas miedo, es un país increíble.