Mi primer viaje a Asia fue un planeado, accidentado y sorprendente encuentro con la cultura Asiática. La expectativa era realmente grande, pues nuestro objetivo era descubrir Tailandia sobretodo después del boom que le han hecho al país del Sudeste Asiático y en este caso Hong Kong hacía parte de nuestro itinerario al ser el país donde llegaba nuestro vuelo.

Moverse en el continente es relativamente sencillo y barato, el vuelo desde Lima llegaba a Hong Kong y de allí mismo partía así que era una parada obligatoria…  Más por escala que por deseo, decidimos conocer Hong Kong… y que buena escala!!! Fue una de las ciudades que más nos sorprendió, sin duda una de las razones por las que iría a China de nuevo!

Esta ciudad es un lugar lleno de contrastes, modernidad, cultura, futurismo y compras, se fusionan para dar todo un espectáculo en sus calles.

Documentación necesaria

Lo primero que debes saber, es que la ciudad tiene su propia autonomía gubernamental.  Esto significa que Hong Kong tiene sus propias leyes y que a pesar de necesitar visa para el resto de China, puedes entrar a Hong Kong sólo con tu pasaporte si la visita es inferior a 90 días. Algunos países como Colombia, Perú, Brasil, USA, Canadá, España y Venezuela gozan de este beneficio. Si tienes alguna duda, para más información te recomendamos visitar la página: Servicio de Inmigración en Hong Kong

Qué hacer?

1. Visitar Victoria Peak (Pico Victoria), el mejor mirador de la ciudad

Con 552 metros, es la montaña más alta de la ciudad. Se ha convertido en una parada obligatoria, ya que muestra la mejor vista que puedes obtener. Para llegar, debes tomar el funicular y los tickets los puedes comprar aquí: The peak.

Además del Victoria Peak, puedes visitar el famoso museo de cera Madame Tussaud, se encuentra en la entrada al funicular.

2.Recorre las escaleras mecánicas más largas del mundo!!! (Escalator)

Sabías que las escaleras mecánicas más largas del mundo se encuentran en Hong Kong? Pues nosotras no teníamos la más remota idea!

Fue realmente entretenido recorrer todo el trayecto. Esta fue una ingeniosa solución al tráfico, ya que en 20 minutos te lleva de la zona central a la residencial. No tiene ningún costo, las encuentras en la zona central.

3. Visita la zona Central de Hong Kong Island

Esta zona ofrece gran cantidad de centros comerciales, restaurantes, tiendas de tecnología, entre otros. Por ejemplo, la tienda de apple es una de las más baratas del mundo, así que si estás en duda de comprar ese celular que tanto anhelas hace tiempo, es aquí tu oportunidad.

4. Asiste al show de luces en la Bahía: Symphony of Lights

Consiste en el show de luces más conocido de Hong Kong, brilla en el Skyline de la ciudad y gran cantidad de personas se reúnen a verlo desde la torre del reloj en Tsim Sha Tsui a las 8 pm en punto. Personalmente, las expectativas eran mayores, para lo que se presentó… a varios les encantan, es de gustos como todo 😉

5. Paseo en barco por la bahía Victoria

Una de las opciones para contemplar el Skyline de la ciudad o el show de luces es pasear en barco por la bahía de Victoria. Existen varias empresas que prestan el servicio, las encuentras en el puerto de Tsim Sha Tsui.

6. Visita Lantau Island. Conoce su espectacular Teleférico Ngong Ping

La Isla de Lantau tiene mucho por ofrecer. Conocer el Gran Buda y el monasterio Po Lin son imperdibles de la Isla y una de las maneras más cómodas para llegar es a través del Teleférico.

Pero no sólo es un tema de comodidad, la vista es espectacular! Te deja boquiabierto contemplar las montañas, el mar y los rascacielos de la ciudad desde otro punto de vista. Prueba viajar en su urna de cristal (360), es una experiencia diferente a la de un Teleférico tradicional. Puedes encontrar más información en su página: Ngong Ping 360

7. Conoce El gran Buda Tian Tan

Finalizado en 1993 y ubicado en la Isla de Lantau, el Gran Buda es el Buda sentado más grande del mundo con 34 metros de altura, 250 toneladas y 202 piezas de bronce. La estatua tiene como base una flor de loto y está rodeada por pequeñas estatuas de mini dioses que evocan la inmortalidad. Para llegar a la base, es necesario subir 268 escalones.

Para llegar al gran Buda, se puede llegar a través del Teleférico Ngong Ping o tomar el autobús Nro. 23

8. Date una vuelta por el Monasterio Po Lin

El Monasterio Po Lin es el templo budista más importante de Hong Kong. Hace parte de la Isla de Lantau, se llega a través del Teleférico Ngong Ping. Además del templo, encuentras tiendas de venta de incienso, las casas de los monjes y un restaurante vegetariano.

En el templo, encontrarás tres estatuas de Buda que representan el pasado, presente y futuro. Además de claro está, algunos monjes conversando con turistas. En tailandia lo vimos: ellos comparten sus aprendizajes del budismo y tú el inglés… de esta manera ellos practican y tú te llevas una gran lección…

Respecto a la comida del restaurante vegetariano… hay algunas cosas ricas y adictivas, otras un poco extrañas. Pero sin duda, no pierdas la oportunidad de probar estos platos exóticos.

9. Disfruta de la comida cantonesa: Conoce el restaurante con estrella Michelin más barato del mundo!

Cuando se piensa en un restaurante con estrellas Michelin el dinero, lujo y exclusividad cobran un papel relevante.  No sólo por ser considerado uno de los mejores restaurantes del mundo en ambiente, comida, instalaciones y servicio.  Sin embargo, en Hong Kong existe la excepción a la regla: Tim Ho Wan. En varios blogs y guías lo recomiendan precisamente por el hecho de ser una estrella Michelin, sin embargo nuestra recomendación es que la expectativa no sea la más alta ya que si bien la comida es rica, los precios son bastante asequibles muchos suelen salir levemente decepcionados… 

https://instagram.com/p/BkEIgzoHp1M/ 

Pero de que es rico es rico!

Muchos dirán que no vale para nada le pena y que su estrella Michelin está sobrevalorada.  Mi opinión personal, es que precisamente en esto consisten los viajes, conocer del lugar y experimentarlo al máximo.  ¿Porqué no conocer?  La espera es de aproximadamente 45 minutos, mientras esperas en la fila puedes ir viendo opciones de su carta.  Respecto a la comida, el lugar es famoso por sus dumpligs, especialmente el de cerdo BBQ.   

10. Compra en Ladies Market y recorre las distintas tiendas de Hong Kong

Muchos pensamos en China y automáticamente se viene a la cabeza el shopping.   El país más importante en manufactura a nivel mundial es reconocido por sus bajos precios, por supuesto encontrarás miles de productos realmente económicos.  Uno de los mercados más reconocidos y en el que pasamos varias horas fue Ladies Market, situado en Mong Kong y enfocado en el mercado hacia las mujeres (ropa, carteras, accesorios, etc).  Encontrarás algunos electrónicos de buen precio.    Si quieres dedicar tiempo a las compras, nuestra recomendación es que separes varias horas aquí, ya que fácilmente se te puede ir un día explorando.

Por otra parte, en Hong Kong existen MUCHAS tiendas de lujo.  Es el paraíso para los amantes de Louis Vuitton, Prada, Channel, Armani, Rolex, etc…  Encuentras las mejores boutiques, obvio no estaban en mi alcance ni pretendían estarlo jajaja, sin embargo si de lujo se trata y tienes con qué este es tu lugar.  Las mejores boutiques se encuentran en Canton Road y Nathan Road (en Kowloon), Chaten Road y los alrededores de Central. 

BONUS: Diviértete en Disneyland HongKong

Como dice una gran amiga: Si tengo que distribuir mi tiempo entre Disney y la ciudad, me quedo con la ciudad.  Comparto su ideal; sin embargo para muchos amantes de este mundo animado estar en una ciudad con Disneyland merece su visita.  Si no tenías idea, pues sí! Hong Kong como una de las capitales del mundo tiene su propio Disney. 

En nuestro caso, no fuimos al parque, sin embargo te dejamos el tip si eres amante del ratón.  Ten en cuenta, si ya conoces y buscas novedad te podrías decepcionar.  Si viajas con niños puede ser una muy buena elección.  Para más información te dejamos el link: Disneyland

 

Sin duda Hong Kong es una ciudad que vale la pena conocer, seguramente como a nosotras te dejará boquiabierto 🙂